Blog, Festividad, Infantil

San Vicente también hubiera corrido el cacharro

“San Vicente: fuente de valores y tradiciones”

Los valores Vicencianos son valores universales. Valores del ser humano que San Vicente y Santa Luisa cuidaron mucho de transmitir y conservar. Eran y son su mayor tesoro. Son y serán el tesoro que cada uno de nuestro alumnado esperamos que lleven en sus mochilas de vida.

Nuestros centros necesitan adaptarse al contexto en el que viven y a las tradiciones que les rodea, por eso en ellos se trabajan los valores de nuestras tradiciones, de nuestra identidad. Una de esas tradiciones de noviembre es la que se celebra en el Norte de Tenerife y, por tanto,  en el Colegio La Milagrosa La Orotava.  “San Andrés, las castañas y correr el cacharro”. La víspera de San Andrés hace algunas generaciones anteriores, se “corría el cacharro” es decir; nuestras madres en aquel momento nos guardaban las latas de aceite, nuestros hermanos mayores buscaban chatarra o incluso los más atrevidos electrodomésticos viejos para, en grupo de amigos o amigas poder correr por las calles armando el mayor ruido posible.

Los valores de hermandad, amistad, familia, etc. se hacían patente esos días acompañados de una rica comida de pescado, batata y castañas que se compartía en familia en la víspera de San Andrés.

En Noviembre

“San Andrés, las castañas y correr el cacharro”

Hoy en día nuestros niños y niñas vienen al cole con la ilusión de traer su cacharro preparado para correrlo en el patio del colegio mientras el AMPA se dedica a preparar castañas asadas para todo el cole y así celebrar todos juntos este día tan familiar. 

A San Vicente le hubiera encantado divertirse con ellos. Supone alegría de infancia, de ruido y de todos juntos en celebración.

¿Quién dijo que la diversión está reñida con el aprendizaje y los valores ?
Nuestros centros y especialmente el nuestro, trabaja la tradición, los valores, la identidad, etc…como una brújula que indica el camino a nuestro alumnado para que en todo momento sientan que se llevan los bolsillos llenos de herramientas para la vida. 

“Saber más para servir mejor”

Inmaculada C. Hernández Hernádez, docente del Colegio La Milagrosa La Orotava