Familia, Vicenciano

Felicitación de Navidad 2020

  • Text Hover
  • Text Hover
“Y la Palabra se hizo carne
y habitó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria” Jn1,14


Jerez de la Frontera, 21 de diciembre 2020
Queridas comunidades educativas de nuestros Centros Educativos Vicencianos de la Provincia España Sur:

¡Una vez más gracias! Todo el esfuerzo realizado en este primer trimestre por hacer que nuestros Centros fueran espacios seguros para nuestros personal y alumnado se ha convertido en ¡reto superado! ¡Cuánta creatividad, entrega y profesionalidad se ha derrochado en nuestras aulas, encuentros con las familias, celebraciones de la fe, …!

Es por ello, que ahora cuando ya estamos a punto de marchar a disfrutar del merecido descanso, les invito, y me invito, a que en estas Navidades nos acerquemos a la gruta de Belén, y esta vez sin mascarillas, para dejarnos “contagiar” del espíritu que la inunda.
Acercarnos:

  • A María para que se nos “contagie” su ternura, su disponibilidad, su amor.
  • A José para que se nos “contagie” su bondad, su amor y fiel protección, su confianza en la palabra de Dios.
  • A los pastores para “contagiarnos” de su humildad, de su sencillez, de su espíritu de adoración ante el Misterio inefable.
  • A los ángeles para “contagiarnos” de su alegría.
  • A los magos para que se nos “contagie” su disposición a entregar lo mejor de uno mismo.
Y cómo no, acercarnos a Jesús, el Recién Nacido para dejarnos inundar por su luz y por su capacidad de llenarlo todo. El, que se hizo hombre y se “contagió” de nuestra humanidad, nos conceda a nosotros la gracia de revestirnos de su divinidad para hacer que su salvación llegue a todos los hombres, especialmente a los más pequeños que ha puesto en nuestras manos.

Arrodillados ante su cuna pongamos este año a los que esta pandemia que nos azota está dejando en la más absoluta pobreza, a las familias a los que el Covid-19 les ha trastocado su vida, a los que han partido a celebrar la Navidad eterna en el cielo, a todos los que de alguna manera se han visto afectados por ella.

A todos ellos y también a nosotros con nuestras debilidades y fortalezas para que el Año 2021 nos traiga la mejor “vacuna” del mundo, que es el AMOR de Dios en nuestros corazones. Ésta nos protegerá de la insensibilidad, de la insolidaridad y del egoísmo y será entonces cuando podamos de nuevo “abrazarnos” y “compartir juntos” sin límites de agrupamientos ni distancias.
Unida a ustedes en estas entrañables Fiestas Navideñas les abraza en Jesús Niño:

Sor Carmen Machado