Blog, Innovación, Primaria, Proyecto

El Club de los valientes

En el Colegio San Vicente de Paúl de Huelva apostamos por la innovación educativa en nuestros proyectos escolares. Desde hace algunos cursos académicos hemos puesto en marcha nuestro proyecto de “El Club de los valientes”.
¿Queréis conocer en qué consiste, para qué sirve y cómo es su puesta en práctica con nuestro alumnado?
Parte de la necesidad de que el aula sea un espacio seguro donde las niñas y los niños puedan aprender, crecer y relacionarse en libertad. Está basado en el diálogo y consenso entre todas las partes implicadas, especialmente el alumnado, sobre las normas de convivencia.
Este modelo dialógico permite descubrir las causas y orígenes de los conflictos para solucionarlos. El alumnado participa en la creación de normas y en la resolución de los problemas, creando un mayor entendimiento y sentido de todas las personas.
Para ello, se facilitan los espacios y las condiciones necesarias para que todo el alumnado disponga de las mismas oportunidades para expresar su voz y encontrar soluciones conjuntas. La responsabilidad y la capacidad de gestionar la convivencia no se limita ni a una figura con autoridad, ni a personas expertas en mediar, sino que se extiende a todo el alumnado.
El Club de los Valientes consiste en crear un grupo de alumnos y alumnas que se posicionan contra la violencia, la denuncian, saben tratar bien a los y las demás y valoran la amistad. Los objetivos principales de esta actuación son:
- Dotar al alumnado de formas de defenderse libres de violencia.
- Fomentar entre el alumnado la libertad para decidir y que sus decisiones sean respetadas. “NO es no”.
- Apoyar a la víctima para que se sienta protegida y apoyada cuando denuncia una agresión.
- Romper con la “ley del silencio” y con el estigma del “chivato”.
Muchos niños y niñas no se atreven a denunciar por el miedo al rechazo social, a que se les llamen “chivatos”, y en cambio quienes agreden suelen contar con el reconocimiento. La única forma de transformar dicha situación es darle la vuelta, creando un ambiente seguro donde quien denuncia es considerado valiente. Este es uno de los principios del Club de los Valientes. El alumnado aprende rápidamente que la violencia no tiene éxito y, por tanto, cambian de conducta más rápidamente que en ambientes donde no existe este posicionamiento.
Los pasos para implementar el club de los valientes son:
1. El primer paso es crear el “club” en el aula, en el que de partida se considera a todo el alumnado valiente porque se parte de la idea de que todos ellos/as van a cumplir el trato respetuoso y no violento necesario para formar parte del colectivo. Como punto de partida, es necesario fomentar relaciones entre el alumnado basadas en el buen trato y en la amistad.
2. El segundo paso es generar lenguajes propios y estrategias que permitan al alumnado denunciar y actuar de forma no violenta, tanto con las personas que sufren una agresión como con las personas que la presencian. Estos “códigos” pueden ser tanto verbales como gestuales.
3. Es necesario que el “club” establezca pautas de actuación claras sobre qué hacer en el caso de que se produzca una agresión. Es importante clarificar que la violencia nunca es justificable y destacar la importancia de posicionarse siempre a favor de la persona agredida y en contra del agresor/a. Por ejemplo, no prestar atención a la persona agresora sino atender a la víctima, dar la palabra a la víctima,…. Es esencial explicar al alumnado que lo que se condena es la conducta violenta y no a la persona.
4. Cuando un alumno/a agrede, él o ella “sale” del club de los valientes ya que no cumple con la única condición para pertenecer a este: el trato respetuoso y no violento. Al día siguiente, todo el alumnado comienza las clases perteneciendo al club.
5. Hay que destacar que el Club de los Valientes debe impregnar todos los espacios de interacción (aula, patio, etc.).
Sin duda, nuestro alumnado educa la mirada y aprende a utilizar LA PALABRA como forma de resolver conflictos.
DECIMOS: NO A LA VIOLENCIA, SÍ A LA DENUNCIA, SÍ A TRATARNOS BIEN Y SÍ A LA AMISTAD.
Colegio San Vicente de Paúl - Huelva

Autor


Avatar